martes, 23 de mayo de 2017

Biblia Infantil

CONVIVENCIA EN GUADALUPE


Quiero dar mi enhorabuena a los alumnos de Religión Católica de 6º de primaria por el fin de semana que hemos pasado en Guadalupe, por su comportamiento y por haber conseguido que todos pasemos unos días inolvidables. Aquí os dejo un bonito recuerdo



miércoles, 27 de mayo de 2015

MES DE LAS FLORES

Como final del tema de Maria y como estamos en el mes de  Mayo mes de las  flores, los alumnos de 4º de primaria ha realizado un taller en el que han confeccionado un ramo de flores, y asi de bien les ha quedado



lunes, 25 de mayo de 2015

PATRONA DE CÁCERES

VIRGEN DE LA MONTAÑA



Con motivo de la celebración de la patrona de Cáceres ,la Virgen de la Montaña los alumnos de 6º de primaria han realizado un trabajo para conocer mas sobre la Virgen de la Montaña , su historia, santuario, etc  

Ellos quieren compartirlo con todos vosotros

Candela y Ángela


 
Historia de la Virgen de la     Montaña
Fue declarada Patrona Principal de la ciudad de Cáceres, el 2 de marzo de 1906 y coronada canónicamente el 12 de octubre de 1924.


Su primera bajada a la ciudad desde su ermita fue el 3 de mayo de 1641 y lo hizo en rogativa por una sequía que asolaba los campos. Le dieron el nombre de Virgen de la Montaña por el lugar donde se emplazó desde donde presidiría y bendeciría para siempre, como real Patrona, la vida de Cáceres.

La Virgen de la Montaña baja cada mes de abril desde dicho lugar, una montaña donde tiene su capilla, para que los cacereños vayan a visitarla a la concatedral  de Cáceres   


La Virgen es morenita y le cambian el manto cada día. Popularmente se hacen apuestas cuando se va camino a visitarla sobre de qué color llevará el manto ese día. No sé qué fortuna se espera a quien acierta, pero hace gracia acertar.

Son miles las personas que cada día pasan por la concatedral a visitar a la Virgen en los 9 días que está en la ciudad.


http://www.hotelcasadonfernando.com/userfiles/images/1659753.jpg



Pablo y Sergio




Santuario de la Virgen de la Montaña.

Información:

El Santuario se encuentra situado en la Sierra de la Mosca, a unas 600 m de altitud y con magníficas vistas sobre la ciudad. Se levantó en el siglo XVIII dedicado a la Virgen de la Montaña patrona de la ciudad desde 1906.El inventor, decorado al estilo barroco, es de una sola nave con capillas laterales donde se encuentra las imágenes de Santa Ana y del Cristo de la Salud, de Juan Salvador Carmona. El retablo principal es de estilo churrigueresco. Acoge la imagen de la Virgen de la Montaña, datada en el siglo XVII.
Historia:

Según consta en los archivos, este pequeño (monumento) fue levantado en 1703 por artesanos de la  ciudad, según las directrices de la cofradía, y siguiendo el estilo arquitectónico de la ermita, siendo entonces mayordomo Don Francisco del Hierro. En el año 1783, fue reconstruido para ser demolido en 1968. El actual edificio es el resultado de la unión de tres capillas.
Capilla:


Entre los años 1621 y 1626, Francisco de Paniagua, un eremita natural de Casas de Millán, comenzó a construir la capilla, en donde D. Sancho de Figueroa, Cura de Santa María y amigo de Paniagua, dijo la primera misa el día 25 de marzo de 1626, fiesta de Nuestra Señora de la Anunciación.
El primitivo lugar de culto está localizado, en la actualidad, en el segundo tramo de la nave conocida popularmente como “La Gruta” o “La Cueva”, en el punto en el que está colocada la imagen pequeña de la Santísima Virgen. Ocupa una superficie en planta de 6’50 por 2’70 metros, con bóveda de medio cañón y una altura de 2’50 metros. Hoy en día se han reconstruido el lecho y la cocina del eremita en dos oquedades allí existentes.


http://www.pueblos-espana.org/fotos_originales/0/9/9/00187099.jpg




Claudia y Marta Tovar



 

COFRADIA





D. Sancho de Figueroa, el 25 de enero de 1635, solicitó al  Obispo de Coria frey  Roco  de Campofrío autorización para la   fundación  de  la  Cofradía,  donando  cinco  ducados  que fueron los primeros bienes de la misma.
Las  primeras  ordenanzas fueron aprobadas por el citado Obispo  el 24 de agosto del mismo año y  en ellas se  establecía “que se levantará  pendón  que  cobijara  a  los  cofrades, que había de ser  de damasco portado  con cruz  de plata  y hachas blancas como las velas que se dieran a los cofrades”.
Las  Ordenanzas  de 1635  establecían  que la cofradía se administraba por un mayordomo,  tres alcaldes y dos diputados, uno  de  los  cuales  debía  de  ser  presbítero.   El  periodo  de mandato  era  de  un  año  prorrogable.  La reunión  se llamaba cabildo y se celebraba el día de la festividad de Nuestra Señora, después de la misa y en la ermita.  La fiesta era el 25 de marzo,pero si coincidía con Semana Santa o llovía  se podía trasladar a un domingo posterior.
A  partir de  1765,  el  mayordomo  cesante proponía tres hermanos, eligiéndose  el que obtuviera más votos,  y pasando el  mayordomo  saliente  al  cargo de  diputado secular,  con lo cual  no se  interrumpía la  gestión.  Las ordenanzas de 1797 y 1867 mantuvieron el mismo criterio.
La  Cofradía ostenta el título de  “Real Cofradía”, desde el año 1859.  Ese año, se  acuerda  hacer  una suscripción popular para  llevar a  cabo algunas  obras en  el  Santuario.  Se invita a participar a la Reina Isabel II, que hizo una donación  de 20.000 reales, cantidad muy importante para la época.
En agradecimiento se decide otorgar Cartas de Hermandad (Hermanos Mayores) a SS.MM. la  Reina Doña Isabel II, a su augusto esposo el Rey  Don Francisco de Asís de Borbón, y a SS.AA.RR. el Príncipe de  Asturias  Don Alfonso de Borbón y a la Serma.  Infanta Doña Isabel de Borbón,  quienes  aceptaron el  nombramiento.  Desde  ese  momento  adquiere  el título de
Real Cofradía.
Cofrades_de_la_Humildad_(Zaragoza).jpg



Raúl y María





LOS ESTANDARTES
El Estandarte representa simbólicamente a esta Real Cofradía,  la cual dispone, actualmente, de dos: a)Estandarte  Primigenio,   siendo  su  descripción  la siguiente: “Estandarte  rectangular armado en cruz de plata, de dimensiones: 75 centímetros de ancho x 102 centímetros de largo; bordeado con flecos  de oro.  Bordado en realce de oro  sobre seda blanca.  En el centro  medallón ovoide  de metal  de 39 centímetros de alto y  28 centímetros  de  ancho con la  imagen  de  la Virgen de la Montaña, rodeada  de adornos  florales  en  forma de orla.  A ambos lados del medallón  dos representaciones  florales;  a la derecha dos varas de espigas y  a la  izquierda  varas de azucenas.  Bajo el  conjunto, un ancla  coronado por  una cruz  en el ojo de arganeo y corazón en la cruz.  A  la derecha  de l a  caña,  castillo,  y  a  la  izquierda  león rampante, símbolos del escudo de Cáceres.”
En el reverso aparece la leyenda en mayúsculas: Real Cofradía Ntra. Sra. De la Montaña, Cáceres b)Estandarte    donado   por   la  Corporación   Municipal,   en representación  de  la ciudad  de  Cáceres, en  el  año  2006,  con motivo  del  I  Centenario  del nombramiento  de  la  Virgen  de  la Montaña  como Patrona Principal de la Ciudad. Su descripción es la siguiente:  “Estandarte rectangular,  armado  en cruz de plata, de dimensiones: 80 centímetros de ancho x 1´20 centímetros de largo. En la parte  inferior pierde su  rectangularidad para abrirse en tres ondas  adornadas   por  un  fleco  dorado,  siendo  la  onda  central sobresaliente  sobre  las laterales.  A  ambos lados, cordones de oro terminados en borla. En el anverso,  y en el centro, figura bordada en realce de oro sobre seda blanca, la Sagrada Imagen de la Virgen de la Montaña,  rodeada de  grecas en oro con el lema “MADRE DE LA DIVINA GRACIA”. En el reverso, aparece la leyenda conmemorativa:“I Centenario Patronazgo  1906-2006  y   con  logotipo  especial  se  simboliza  la Corona de la Virgen.

LAS ANDAS
Era un sentimiento popular, y especialmente de los hermanos de carga, que la Virgen de la Montaña procesionara en unas andas acordes a los tiempos, más modernas y artísticas y, sobre todo, más dignas.
A tal efecto, el 26 de julio de 1959, se acordó encargar a D. Miguel Casero Bravo la coordinación de una comisión que se encargará de construir unas nuevas andas para la Patrona.
El dinero se recaudó mediante suscripción popular. Para ello se imprimieron unos boletos, cuyo precio era de cinco pesetas, para que todo cacereño tuviera un alcance de participar en la construcción del trono procesional. De esta manera los hermanos de carga, iniciadores del proyecto, portarían a nuestra patrona en un trono digno y todos los cacereños se sentirían participes del mismo.
Fueron confeccionados por Manuel Villareal, orfebre sevillano, empleándose 60, 680 kg de plata.    
Consta de tres cuerpos y peana. Las medidas son 2x2,5 m en la planta baja y en cada esquina por particulares.  Para la decoración  de cada  frontal se inspiraron en la crestería del palacio de los Golfines. Las  nuevas  Andas  se estrenaron  en  la  bajada de  1965 y la Patrona llegó a Cáceres a hombros del amor y  la devoción de todos los habitantes de la ciudad



Mario y Lucas

CORONACIÓN DE LA VIRGEN DE LA MONTAÑA
La coronación se celebró en la Plaza Mayor el 12 de octubre de 1924. La Virgen bajó al Santuario el 2 de octubre, subiendo el día 12 del mismo mes, después de ser coronada.
 Se confeccionó un extenso programa de actos religiosos,  literarios y musicales.
El solemne Novenario fue predicado por el Magistral de la catedral de Cádiz, D. Ignacio Navarro.
El día de la coronación ofició misa solemne en Santa María el Obispo de Badajoz. Durante dicha celebración el Cardenal Primado. Dr. Enrique Roig bendijo la Corona. La Virgen lució el manto de raso blanco recubierto totalmente de encajes e hilos de oro y plata donados por S.M. la reina de España Isabel II.
A la una del mediodía entró la Virgen en la Plaza Mayor, fue colocada en una tribuna y el Cardenal Primado, previa presentación al pueblo, colocó la corona sobre la cabeza de la Virgen. Unas palabras del Cardenal Primado y el desfile de las fuerzas que rendían honores que pusieron fin al acto.
En relación con los actos literarios, se celebraron los Juegos Florales de la Coronación, actuando como mantenedor D. Diego María Crehuet, adjudicándose el primer premio, D. Francisco Romero, Magistral de Zamora.





Paula y Marta



MANTOS DE LA VIRGEN DE LA MONTAÑA
Los mantos son piezas de gran belleza y valor, donados por Instituciones  y  particulares,  todos ellos fruto de la gran devoción que se  profesa a  la Virgen de la Montaña. Se conservan autenticas joyas,  como  el  manto  de  raso  blanco, recubierto totalmente de  encajes e  hilos de oro y plata, donado por S.M. la Reina de España, Isabel II;  el  ofrecido  por  la  ciudad  de Cáceres con motivo de las  Bodas de Plata  de su  Coronación, verdadera  obra de arte, de tisú  de  plata fina,  bordado a  mano  con  oro fino  en  alto  relieve; los confeccionados  con mantones  de Manila o capotes de torero; o el  que vestía la Sagrada Imagen el día que fue bombardeada la ciudad  en el año 1937, entre otros muchos.

En la actualidad, la Virgen de la Montaña, dispone de más 

de 120 mantos, luciendo uno distinto cada semana.
La Virgen de la Montaña tiene 122 mantos. La camarera de la imagen, Pilar Murillo, selecciona cada año once de ellos para que los luzca durante su estancia en la ciudad. Y cada año la cofradía publica en su programa del novenario las fotografías de los once mantos con una breve descripción. Lo que nunca se revela es qué manto llevará cada día. Por eso, en Cáceres existe una tradición no escrita que consiste en que los fieles lleguen a la Concatedral de Santa María con un reto: adivinar el color de la vestidura de la talla.
MANTO Nº 1
De
De raso blanco recubierto totalmente de encaje de fondo
de malla e hilo de oro y plata  con aplicaciones de flores
bordadas en seda de color.
La malla del delantal de la Virgen es de fondo de seda
Este manto fue una donación realizada por Su Majestad la Reina Doña Isabel II. Fue confeccionado con un traje suyo de Corte. Con este manto fue coronada canónicamente la Santísima Virgen, en el año 1924.


MANTO 29 

De damasco, fondo rosa, tejido con hilo de seda de dos tonos e hilo de plata; con aplicaciones de encajes e hilos de plata.
Este manto lo llevaba la Santísima Virgen de la Montaña en la fiesta que en su honor se celebraba en la Iglesia de Santa María de Cáceres, el viernes 23 de julio de 1937, en el momento que fue bombardeada la ciudad. Medidas: 1’60 x 1’21
  

MANTO N º49

Ofrecido por la ciudad de Cáceres en las Bodas de Plata de la Coronación de la Santísima Virgen (12-X-1949). Fue confeccionado en los talleres de Santa Rufina y Heras, de Madrid, y es de estilo renacimiento, hecho de tisú de plata fina bordado a mano con oro fino en alto relieve. Se ha establecido la costumbre de ponérselo a la Virgen en la Bajada del Novenario, porque así lo usa todos los años y lo luce del único modo posible, que es sobre las andas por tener una gran cola. Con este manto de la ciudad también le hicieron una toca de hilo de oro.

Medidas: 1’56 x 1’80 m.


MANTO Nº99

De terciopelo rojo, bordado en oro y confeccionado en la Casa “Bordados Artesanos”, de Valencia, por encargo de la Real Cofradía. 1998. Por sus dimensiones solamente puede usarse en desfiles procesionales. Lo lució por primera vez la Sagrada Imagen, en el retorno al Santuario, tras el Novenario de 1998.
Medidas: 1’56 x 1’80 m.
  

           

Fernando y Carlos





Virgen de la montaña, fiesta
-Las primeras ordenanzas (1635) dicen que la fiesta de la virgen fuera el 25 de marzo, día de la encarnación.
-En 1784, la Sagrada Congregación de los ritos, ordenó que la fiesta se celebrase el primer domingo de pascua de resurrección
– En 1832, el Arzobispo-Obispo de Coria, traslada la fiesta al cuarto domingo de mayo.
– En 1860, se acuerda por la cofradía celebrar la fiesta el 8 de septiembre, pero no llegó a arraigar esta fecha.
– En 1906, al ser declarada Patrona de Cáceres, se traslada su Fiesta al segundo domingo de Pascua de Resurrección.
 En 1975, la Junta Directiva traslada la Fiesta al primer domingo de mayo.
 La primera bajada de la Virgen de la Montaña a la ciudad de Cáceres está fechada en el 3 de mayo de 1641 y tuvo como objeto la elevación de una rogativa en consecuencia de una fuerte sequía que asolaba la región
   
Cáceres cumple cada primer domingo del mes de mayo con una de sus tradiciones más arraigadas y fervientes: la romería de la Virgen de la Montaña patrona de la ciudad. Bien es verdad que la gran apoteosis la constituye, todos los años, la bajada de la imagen desde su Santuario de la Montaña, o de la Sierra de la Mosca, con un recibimiento multitudinario que hace agolparse a miles de devotos en los estrechos vericuetos de Fuente Concejo y en las calles que la conducen a la Concatedral de Santa María. Sin embargo, el día de la Virgen, el día de su romería, es el primer domingo de mayo.

Tras una misa que suele presidir el obispo de Coria-Cáceres, la imagen de la patrona sale en procesión, acompañada por las autoridades, hasta Fuente Concejo, donde el alcalde o un primer teniente de alcalde recoge el bastón de mando que ha portado la Virgen desde su bajada a la ciudad para el novenario. Rodeada de flores que forman un mullido tapiz sobre las ricas andas de plata, la imagen de Nuestra Señora de la Montaña avanza a hombros de sus cofrades, vistiendo el hábito de color azul celeste y blanco.

A paso ligero, la imagen serpentea en la subida hasta la ermita del Amparo, donde las andas son para el pueblo que las portará hasta la ermita del Calvario. Unos cuatro turnos de 24 hermanos suelen ser los encargados de trasladar la imagen por la escarpada pendiente del recorrido.

Al llegar al Santuario y colocar la imagen en su camarín, se celebra una misa.Tras la ceremonia, la fiesta recupera su carácter más campestre, con miles de romeros diseminados por los alrededores del Santuario compartiendo un tradicional día de campo.

Por la tarde, a las 5, se le dice una misa y se saca la imagen en procesión para bendecir los campos, alrededor de la antigua capilla o primitiva ermita, la devoción por la Virgen de la Montaña ha ido derivando en otras iniciativas que se celebran también el primer domingo de mayo, aunque no concentradas en los alrededores del Santuario
F

Alex y Fede






Bodas de Plata:



   


Se pretendió por la parte de la comisión organizadora que estas fiestas fueran semejantes a las de la coronación.  Se organizó un apretado programa de actos religiosos literarios y musicales.

Los actos culturales, especialmente, literarios, comenzaron el día 5 con la representación del auto sacramental “Virgen de la Montaña” en la plaza de Santa María. Por el grupo artístico de educación y descanso.

Dicho auto está basado  en el famoso libro de poemas, dedicado a la “Virgen de la Montaña”, Cantos populares , D.  Antonio Hurtado , adoptado y escenificado  bajo la dirección de D. Miguel Muñoz de San Pedro, el día 7 se representó en el Gran teatro “ Milagro de Navidad”,  de D. Miguel Muñoz de San Pedro basada en A Chrimas Carol ( cuento de Navidad de Charles Dickens). El día  11 se celebraron los juegos florales de las bodas de Plata de la coronación con la asistencia excemo.   Sr.  Obispo de Plasencia , acompañado del ilustre Sr. D. Rafael Valencia Pastor, Arcediano de Coria y secretario del obispo.


Bodas  de Oro:





La Virgen bajó del santuario el sábado, 5 de octubre,  dándole la bienvenida oficial en la Plaza Mayor, el alcalde de la ciudad, D. Alfonso Díaz de Bustamante, pronunciado el pregón de las fiestas, el abogado madrileño Manuel de la Quintana Fergusson  

 Los actos religiosos consistieron en un Solemne Quinario, del 7 al 11 de octubre, misas rezadas y Solemne Besamanto. Por otra parte, los actos literarios dieron comienzo el día seis de octubre en el Gran Teatro, con los Juegos Florales del cincuentenario, actuando como Mantenedor, D. Manuel López Martínez, Presidente de la Juventud de Acción Católica y Ex-subsecretario de Justicia. Obtuvo la Flor Natural, D. José María Fernández Nieto.

Finalmente, se programaron conciertos musicales los días 7, 8, 9 y 10, como la zarzuela “La del manojo de rosas”, a cargo de la Compañía Lírica “Isaac Albéniz”; el recital de los cantautores cacereños Luis Regidor y Paco Martín; y una velada flamenca a cargo del “cantaor” Pepe Mairena y el guitarrista Cano. Dicha velada acabó con un cotillón “Manto de Manila”, en la madrugada del día 12 de octubre.